ENDOSCOPIA  GINECOLOGICA


LAPAROSCOPIA

Consiste en la realización de una intervención, para diagnóstico o para tratamiento, mediante la introducción del laparoscopio en la cavidad abdominal. Es un procedimiento menos invasivo que la cirugía abierta y la recuperaciones más rápida. El laparoscopio es un conducto largo y flexible con un sistema de iluminación que se introduce a través de una pequeña hendidura en la piel y tejidos por al abdomen en la laparoscopia abdominal.

Esta puede ayudar a los médicos a diagnosticar muchos problemas ginecológicos, incluyendo la endometriosis, los fibromas uterinos y otras anomalías estructurales, los quistes ováricos, las adherencias (tejido cicatricial) y el embarazo ectópico.


HISTEROSCOPIA

Es un procedimiento clínico que le permite a un ginecólogo ver el interior del útero por medio de una endoscopia. Este procedimiento puede realizarse con fines de diagnóstico o para tratamientos de patologías intrauterinas y como método de intervención quirúrgicos. Desarrollado por primera vez en 1865, la primera operación usando un histeroscopio fue la remoción de pólipos uterinos en 1869.

Este procedimiento se puede realizar para tratar los periodos menstruales abundantes o irregulares, bloquear las trompas de Falopio para prevenir el embarazo, diagnosticar estructura anormal del útero y el engrosamiento del revestimiento del mismo, encontrar y eliminar crecimientos anormales, como pólipos o miomas, además de la causa de abortos espontáneos repetitivos o retirar tejido después de una pérdida del embarazo, entre otras más.